Amanecer en la Habana

↑ Grab this Headline Animator

Bookmark and Share

Grupo disidente alerta sobre la situación de 10 presos políticos 'extremadamente enfermos

domingo, 30 de mayo de 2010


El opositor Consejo de Relatores de Derechos Humanos publicó esta semana una lista 10 de presos políticos del Grupo de los 75 "extremadamente enfermos", cuya salud considera "incompatible con el régimen carcelario", y llamó a la comunidad internacional a gestionar "a la mayor brevedad" su liberación.

"Están en estado calamitoso por las torturas y el premeditado aniquilamiento político, las precarias condiciones carcelarias y el riguroso castigo" a que son sometidos, dijo la organización en un reporte.

"Es importante gestionar respetuosamente la libertad inmediata de todos los prisioneros políticos o de conciencia cubanos, haciendo énfasis en medio centenera de enfermos no críticos cuya salud se deteriora aceleradamente", añadió.
Entre los presos cuyo estado de salud es más preocupante, el Consejo de Relatores mencionó a Ariel Sigler Amaya, ingresado en el Hospital Julito Díaz, de La Habana.

"Me encuentro peor que cuando me ingresaron, pues han aparecido otras afecciones. Cuando me encarcelaron en marzo de 2003 yo era un hombre completamente sano, pero la Seguridad del Estado me está asesinando, me ha ido aniquilando poco a poco. He perdido casi la mitad de mi peso corporal. Ahora padezco de un síndrome de mala absorción gastrointestinal, gastritis y faringitis crónicas, enfisema pulmonar, cálculos en la vesícula biliar, trastornos en la columna cervical, mareos, decaimientos, fatigas, inapetencia, vómitos, hemorroides, tengo una bacteria en la garganta, estoy hipotenso y en silla de ruedas", dijo Sigler Amaya, de 44 años, según la organización.

El disidente cumple una condena de 25 años. En el momento de su arresto, en la primavera de 2003, presidía el Movimiento independiente Opción Alternativa, de Matanzas.
Otro de los casos mencionados por el Consejo es el del periodista independiente Juan Carlos Herrera Acosta, de 43 años, residente en Guantánamo e internado en la Prisión Provincial de Holguín.

Según el grupo de derechos humanos, Herrera Acosta, condenado a 20 años, sufre cardiopatía isquémica con bloqueo de rama derecha, soplo en el corazón, hipertensión arterial, artrosis cervical, sacrolumbalgia, trastornos gástricos, asma bronquial, alergia, problemas renales y hepáticos, retinopatía hipertensiva de segundo grado, inmunodeficiencia, secuelas de dengue hemorrágico, desnutrición, hernia discal y gastroduodenitis crónica, entre otros males. Ha perdido alrededor de 20kg de peso.

El también periodista independiente Normando Hernández González, de Camagüey, está ingresado en el Hospital la Prisión Combinado del Este, en La Habana.
"Me han hecho algunas pruebas, pero cada vez estoy peor, no se avanza nada ni se investigan bien las enfermedades", dijo el pasado 23 de abril, de acuerdo con el Consejo.
"Cuando me encarcelaron, el 24 de marzo de 2003, yo era una persona completamente sana, pero la Seguridad del Estado me ha aniquilado", añadió.

Hernández, condenado a 25 años, padece mala absorción gastrointestinal con un severo cuadro diarreico, gastritis crónica, duodenitis eritematoza, intestino y colon irritables, avitaminosis, desnutrición, cefalea constante, tiene dos vértebras comprimidas en la columna cervical, hipertensión arterial severa, cardiopatías, pérdida de la visión, y síndrome depresivo somático, entre otras enfermedades que él mismo enumeró.

Una prueba de tuberculosis que le realizaron en 2007 dio "hiperreactiva", según dijo. "Sufro además de fatigas, mareos, náuseas, inapetencia, tengo 14kg por debajo de mi peso corporal", añadió el disidente, que tiene pólipos en la vesícula para los cuales requiere operación.

El doctor José Luís García Paneque, sentenciado a 24 años de cárcel, ha perdido 36kg de peso durante su reclusión. "Padece de síndrome de mala absorción gastrointestinal, desnutrición severa, problemas en la columna vertebral por espina bífida, quiste en el riñón izquierdo que le da cólicos, cálculos en el derecho y es asmático crónico", dijo su madre, Moralinda Paneque.

García Paneque, de 45 años y residente en Las Tunas, cumple su sentencia en la Prisión las Mangas, de Granma.

El Consejo citó asimismo a la Dama de Blanco Magaly Broche de la Cruz, esposa del prisionero de conciencia Librado Linares García, de Villa Clara.

Broche de la Cruz dijo que el disidente, de 50 años, "padece de epiteliopatía multifacial, ojo izquierdo casi nulo, el derecho frágil y gastritis eritematosa con reflujos alcalinos".
"Le extirparon más del 40% del intestino con una porción del duodeno con presencia de células displásicas", agregó. Tiene "artrosis, enfisema pulmonar, hígado graso y sinovitis en una rodilla", entre otras enfermedades.

El opositor, purga una pena de 20 años en la cárcel La Pendiente, de Santa Clara.
Otro de los casos críticos mencionados por el Consejo es el de Antonio Augusto Villareal Acosta, de 60 años. La organización dijo que el disidente se encuentra en el Campamento los Chivos, de Villa Clara, "en estado de semilocura".

"Permanece todo el tiempo acostado, no se relaciona con nadie ni sale del destacamento a tomar sol o caminar al aire libre. Los trastornos psiquiátricos comenzaron después de 15 meses de confinamiento en el régimen de extrema severidad de la prisión Boniatico, en Santiago de Cuba. Está bajo peso corporal producto del estrés y padece de una hernia inguinal con incontinencia urinaria", dijo el Consejo en su reporte. Villareal cumple una condena de 15 años de prisión.
En la lista aparece también, Blas Giraldo Reyes Rodríguez, de 54 años y miembro del Movimiento Cristiano Liberación en Sancti Spíritus.
Reyes Rodríguez padece hipertensión arterial, artrosis degenerativa con endurecimiento de los cartílagos, gastritis crónica, problemas renales, edemas en las piernas, trastornos en la audición y calcificación en la próstata. Fue operado en prisión de hemorroides y papiloma intestinal, según informó él mismo al Consejo. Cumple 25 años de cárcel en la Prisión Nieves Morejón, de Sancti Spíritus.

Pedro Argüelles Morán, periodista independiente de 62 años, está prácticamente ciego, "no reconoce a las personas a más de un metro de distancia, tiene cataratas, y otras afecciones en la visión, un adenoma en la próstata, artrosis generalizada, problemas en una rodilla, camina con mucha dificultad y padece de gastritis crónica", indicó la organización.

Está sentenciado a 20 años de cárcel y se encuentra recluido en la Prisión Provincial de Canaleta, en Ciego de Ávila, su provincia de residencia.
Próspero Gainza Agüero, de 53 años, también está casi ciego por un glaucoma avanzado, dijo su esposa, la Dama de Blanco María Ester Blanco Aguirre.
Sufre además síndrome de mala absorción gastrointestinal, gastritis crónica, artrosis generalizada y trastornos renales.

Gainza Agüero, miembro del Movimiento de Resistencia Cívica Pedro Luís Boitel en Holguín, cumple 25 años de cárcel en la Prisión Cuba Sí, de San Germán, en la misma provincia.
El último caso que menciona el Consejo en su reporte es el del periodista independiente Fabio Prieto Llorente, de 46 años, internado en la prisión El Guayabo, de Isla de Pinos. Padece enfisema pulmonar, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), hemorroides, hipertensión arterial, duodenitis crónica, hígado graso y alergias.

Prieto Llorente, condenado a 20 años, "ha permanecido mucho tiempo en estrechas, oscuras y húmedas celdas de castigo y confinamiento, donde lo han privado del sol y caminar al aire libre, todo lo cual le enfermó de los pulmones al punto de que ha expectorado la sangre varias veces", denunció la organización.

 
Principal :: Comentarios :: Articulos