Amanecer en la Habana

↑ Grab this Headline Animator

Bookmark and Share

Arbol de Navidad

lunes, 8 de diciembre de 2008


En su ultima entrada "Retoñan los árboles" Yoani Sanchez escribe.........

Parada en la entrada de una iglesia en la calle Reina, no me decidía a acercarme al Nacimiento y las bolas de cristal que pendían de las ramas. Las historias de lo ocurrido a quienes habían sido rechazados por tener una creencia religiosa me retenían en la puerta. Boquiabierta ante el tamaño de aquel abeto, rompí el temor y me aproximé al cálido pesebre".


No recuerdo haber visto nunca un árbol de Navidad en Cuba. El primero lo vi a los trece anos, en España. Siempre recordare los cuatro meses que pase en Madrid después de abandonar la Isla. Fue allí que comencé a descubrir lo linda que podía ser la vida sin comunismo. Fue allá donde hice mi primer muñeco de nieve. Recuerdo que ese día jugué en la nieve todo el día y a la mañana siguiente amanecí con el resfriado peor de mi vida, pero valió le pena.

En Cuba solo recibí burlas y desplantes de mis maestros que se burlaban de mi, por que sabían que tomaba clases de Catecismo, y asistía a misa todos los Sábados por la noche. Me decían..........

___ A ver, por que no te paras en medio de la calle principal con una estatua de la Virgen Maria, a ver si te protege de los carros que pasen.......Y se reían!

Ignorantes, lo que no sabían, era que allí bajo el seno de mi iglesia yo me sentia protegida. Yo tenia mi fe, pero ellos que tenían? O si....... tenían a "La Revolución".

Los ratos mas felices de mi infancia, después que se fue mi padre, los pase allí en la Parroquia de San Pedro y San Pablo.

Que pasen todos una "Feliz Navidad".

2 comentarios:

Yoana dijo...

Se de que hablas, me sucedieron cosas parecidas. Saludos desde Asturias, y Feliz Navidad a ti también,

Rosa

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Cuba tiene que convertirse en una nación moderna, donde quepa todo el mundo, donde cuaje el debate y la libertad de cultos. Como se necesita un nuestra isla, la presencia de una Sociedad civil y de Instituciones que garanticen el consenso. Nos robaron los símbolos y las palabras, pero lo que no nos pudieron quitar fue la esperanza de escapar para ser libres.

 
Principal :: Comentarios :: Articulos